crypto.jpg

Hormigas

Las hormigas son insectos sociales organizados en castas: reinas, soldados, obreras o recolectoras. Algunas especies de hormigas pueden destruir por completo la cosecha de determinados cultivos otras, en cambio, desempeñan un papel positivo en el control plagas ya que actúan como depredadoras.

En los cítricos valencianos las hormigas más abundantes son Lasius grandis y Pheidole pallidula, en parcelas con suelos húmedos o cercanas a núcleos urbanos también es habitual la presencia de la hormiga Argentina Linepithema humile. Las tres especies suben a los cítricos para recolectar melaza secretada por los hemipteros y perturban la acción de los enemigos naturales.

Identificación

Lasius grandis es la hormiga más abundante en la península Ibérica. Es de color negro y mide entre 4 y 6 mm (Fig. 1). Hacen los nidos en la base del tronco, tienen una sola reina por nido, y suelen compartir el árbol con otras especies de hormigas. Están activas todo el día desde marzo-abril hasta noviembre y son más activas durante primavera y principios del verano. Su principal fuente de alimentación es la melaza. Están muy asociadas con la presencia de cotonet pero también pueden afectar a otras plagas.

Pheidole pallidula es de color amarillento a marrón claro, mide unos 3 mm y tiene dos peciolos entre el tórax y el abdomen (Fig. 2). Es una especie dimórfica que presenta obreras y soldados. Cerca de los nidos es fácil observar la presencia de soldados que son de mayor tamaño y con la cabeza muy desarrollada. Pueden hacer los nidos en la base del tronco y aunque son agresivas suelen compartir el árbol con otras especies. Salen del nido en grupos de entre 3 y 8 hormigas. Suelen estar más activas durante el crepúsculo del día y la noche. Empiezan a subir a los árboles un poco más tarde que las otras hormigas, en mayo-junio y su máxima actividad se da a finales del verano. Es una especie omnívora que además de melaza también se alimenta de granos. En principio es la especies menos perjudicial de las tres, pero si su actividad es muy alta en verano puede afectar al control biológico de algunas plagas como el cotonet y el piojo rojo.

La hormiga argentina Linepithema humile es una hormiga introducida a principios del siglo XX. Es de color marrón a marrón oscuro, mide unos 3 mm y tiene un solo peciolo entre el tórax y el abdomen (Fig. 3). Linepithema humile es la hormiga más agresiva, desplaza a otras hormigas gracias a su agresividad, alta actividad y a la presencia de varias reinas por nido. No comparte los árboles con otras especies de hormigas y su presencia interfiere en el control biológico, entre otras plagas, del piojo rojo de California. Pueden tener los nidos a varios metros de los árboles. Está activa todo el día desde Marzo-Abril hasta Noviembre presentando su máximo de actividad en verano. En los cítricos se alimentan principalmente de melaza aunque también pueden alimentarse de otros insectos y restos de insectos muertos.

Efecto de las hormigas en los cítricos

La mayoría de especies de hormigas presentes en los cítricos valencianos no causan daños de forma directa; sin embargo, algunas especies alteran en el control de algunas plagas clave. Las hormigas suben a las copas de los cítricos para alimentarse de la melaza que producen cóccidos, cotonet, cochinilla acanalada, pulgones y moscas blancas. A cambio de la melaza las hormigas los protegen de los parasitoides y depredadores lo que conlleva un aumento de las poblaciones y de la negrilla. Además, en su camino para recolectar la melaza también pueden interferir en la acción de los parasitoides del género Aphytis y consecuentemente en el control biológico del piojo rojo de California. Así en parcelas donde es habitual la presencia de productores de melaza debería evitarse la presencia de las hormigas.

La única hormiga que causa daños directos sobre los cítricos es Tapinoma nigerrimum que se alimenta de las hojas tiernas y brotes de las plantaciones jovenes (Fig. 4 y 5).

En aquellas parcelas donde algún productor de melaza (cóccidos, cotonet, cochinilla acanalada, pulgones o mosca blanca) cause daños de forma habitual es recomendable evitar la subida de las hormigas a los árboles, especialmente si se trata de la hormigas Argentina.

Control biológico

No se conoce ningún agente de control biológico lo suficientemente eficaz para controlar a ninguna de las tres especies de hormigas más dañinas de nuestros cítricos.

Control cultural

Para evitar la presencia de hormigas en los árboles de deberá:

-          Determinar la presencia de hormigas en la base de los troncos a finales de abril (en el caso de que la hormiga presente sea P. pallidula realizar las observaciones a principios de junio).

-          En aquellos árboles donde la actividad se alta, podar la base de la falda de los árboles para evitar que las ramas toquen el suelo y evitar que las hierbas alcancen la base de los árboles, de esta forma las hormigas solo pueden subir por el tronco.

-          Rodear los troncos con algún material pegajoso que evite la subida de las hormigas a través del tronco.

-          El material pegajoso puede resultar fitotóxico para los árboles, especialmente si son  jóvenes y están expuestos al sol, por ello se recomienda rodear unos 20-30 cm del tronco con cinta y posteriormente aplicar el material pegajoso sobre la cinta en lugar de sobre el tronco (Fig. 1).

-          El material utilizado debe durar desde mayo hasta octubre, por lo que deberá comprobarse regularmente su eficacia y renovarlo en caso en de que la suciedad haya reducido su eficacia.

Exclusion-hormigas

Fig. 1. Exclusión de hormigas mediante material pegajoso.

 

Control químico

Otro método de control es la utilización de cebos con insecticida. Las obreras se alimentan y alimentan al resto de la colonia, incluyendo a las reinas, con el cebo que contiene toxinas de actuación lenta. Se recomienda aplicar los cebos en las épocas de mayor actividad de las hormigas (ver arriba). El cebo a utilizar también varía según la especie, así contra L. grandis se deberá utilizar un cebo rico en azúcares mientras que contra la hormiga Argentina y P. pallidula puede ser más apropiado un cebo rico en proteínas.