crypto.jpg

Caparreta blanda

Identificación

La hembra adulta es de forma oval y ligeramente abombada por el centro, de 3-4 mm de largo y 2 mm de ancho en promedio. Su coloración de fondo es anaranjado y posee sobre el tegumento zonas más oscuras.

Las ninfas son aplanadas, ovales y de color naranja-amarillo claro (Fig. 1).

Ninfa de C. hesperidum

Fig. 1. Ninfa de C. hesperidum

Adultos de C. hesperidium

Fig. 2. Colonia de caparreta blanda

Síntomas y daños

Los daños son debidos, como en el caso de la caparreta negra, a la melaza secretada.

Biología

Las ninfas de la caparreta blanda pasan por tres estadios antes de alcanzar el estado adulto. Los huevos eclosionan a las pocas horas de su puesta, por lo que es difícil encontrar huevos bajo las hembras adultas. Normalmente no existen machos, por lo que la reproducción es por partenogénesis.

La caparreta blanda desarrolla varias generaciones anules. Sus individuos tienden a agregarse y formar colonias, generalmente en las ramas, donde coexisten todos los estadios de desarrollo (Fig. 2).

Variedades atacadas

Todas las variedades son sensibles.

No se han desarrollado.

Control biológico

La caparreta blanda está controlada de forma natural por sus enemigos naturales, principalmente por la acción de los parasitoides del género Metaphycus. Es común encontrar caparreta blanda parasitada en el campo, con un aspecto más abombado y color miel.

Parasitoides

El parasitoide Metaphycus flavus es el principal enemigo natural de la caparreta blanda y el responsable de su control biológico junto con: Metaphycus helvolus, Microtery nietneri, Encyrtus aurantii y Coccophagus sp., si bien, los parasitoides de este último género pueden actuar como hiperparasitoides de los primeros.

Depredadores

Aunque se desconocen algunos depredadores generalistas como las crisopas y algunos coccinélidos específicos de cóccidos como Exochomus quadripustulatus y Chilocorus bipustulatus podrían alimentarse de las ninfas de caparreta blanda.

Control químico

Tratamiento recomendado

La caparreta blanda está controlada de forma natural por sus enemigos naturales y no causa daños en nuestros cítricos. En caso de ataques evitar la presencia de hormigas. En caso de realizar tratamiento se aconseja:

Modo de acción Materia activa Plazo seg.
Físico, asfixia. Aceite parafínico
*
Miméticos de la hormona juvenil Piriproxifen 30

Recomendaciones:

  • En caso de tener que realizar más de una aplicación se debe alternar entre las materias activas con distinto modo de acción, con el fin de evitar la aparición de resistencias.
  • Los plaguicidas deben utilizarse a las dosis recomendadas para evitar la aparición de resistencias o pérdida de eficacia de la aplicación.
  • Todas las aplicaciones químicas deben realizarse con equipos previamente calibrados. Se debe considerar el uso de un adecuado volumen, presión y velocidad de aplicación, de manera que se asegure una apropiada cobertura vegetal.
  • La técnica de aplicación debe permitir alcanzar bien el envés de las hojas, procurando una buena cubrición de éstas en todas las plantas. Para las aplicaciones en pulverización es aconsejable la utilización de mojantes.
  • Realizar los tratamientos sobre focos, si están bien delimitados.

Control biológico

La caparreta blanda está controlada de forma natural por sus enemigos naturales, principalmente por la acción de los parasitoides del género Metaphycus y Coccophagus, por lo que no es necesario recurrir a tratamientos. En caso de ataques frecuentes en parcelas concretas conviene evitar la subida de hormigas a las copas de los cítricos.

Parasitoides

El parasitoide Metaphycus flavus es el principal enemigo natural de la caparreta blanda y el responsable de su control biológico junto con: Metaphycus helvolusMicrotery nietneriEncyrtus aurantii y Coccophagus sp., si bien, los parasitoides de este último género pueden actuar como hiperparasitoides de los primeros. Es común encontrar caparreta blanda parasitada en el campo, con un aspecto más abombado y color miel.

Depredadores

Aunque se desconocen, algunos depredadores generalistas como las crisopas y algunos coccinélidos específicos de cóccidos como Exochomus quadripustulatus y Chilocorus bipustulatus podrían alimentarse de las ninfas de caparreta blanda.

Control cultural

En parcelas con poblaciones altas es recomendable realizar podas de aireación que aumentan la mortalidad del cóccido en verano.

Fitosanitarios autorizados en agricultura ecológica

La caparreta blanda está controlada de forma natural por sus enemigos naturales y no causa daños en nuestros cítricos. En caso de tener que realizar una aplicación fitosanitaria el aceite de parafina y los aceites vegetales están autorizadas en cítricos y agricultura ecológica.