crypto.jpg

Métodos de control

Control biológico

Existen numerosos enemigos naturales de H. armigera en condiciones naturales, destacando en España los parasitoides de huevos (Trichogramma) (Figura 5) y de orugas (Hyposoter didymator (Thunberg) (Figuras 5 y 7) y Cotesia kazak (Telenga), depredadores como arañas, míridos y crisópidos, así como entomopatógenos.  Entre ellos, quizás el más utilizado es Bacillus thuringiensis, que puede resultar un método muy efectivo en especial contra larvas de primeros estadíso. En otros cultivos, se han ensayado con éxito las sueltas de Trichogramma y las aplicaciones de virus entomopatógenos (baculovirus).

Control cultural

Para prevenir los ataques a frutos debe observarse la presencia de orugas o de daños a frutos a partir de agosto, y especialmente en septiembre y octubre que es cuando tienen lugar los daños.

Control químico

Se pueden realizar tratamientos con:

Modo de acción Materia activa Plazo de seg.
Disruptores microbianos de las membranas digestivas Bacillus thuringensis *
Inhibidor de la aceticolinesterasa Clorpirifos 21

Recomendaciones:

  • En caso de tener que realizar más de una aplicación se debe alternar entre las materias activas con distinto modo de acción, con el fin de evitar la aparición de resistencias.
  • Los plaguicidas deben utilizarse a las dosis recomendadas para evitar la aparición de resistencias o pérdida de eficacia de la aplicación.
  • Todas las aplicaciones químicas deben realizarse con equipos previamente calibrados. Se debe considerar el uso de un adecuado volumen, presión y velocidad de aplicación, de manera que se asegure una apropiada cobertura vegetal.
  • Se debe prestar especial atención a los órganos florales a la hora de realizar el tratamiento.
  • Realizar los tratamientos sobre focos, si están bien delimitados.